07 enero, 2009

Películas ecuatorianas más vistas en los últimos años

Pedro Artiera y Nuria Vidal, periodista críticos del cine ecuatoriano, de la revista Diners y de Fotogramas respectivamente critican y aplauden a la producción nacional. Desde el 2006, el Ecuador, según Artiera, está viviendo un buen momento en lo que respecta al cine. Las películas más taquilleras a partir de dicha fecha fueron Que tan lejos, Esas no son penas, Cuando me toque a mí y Crónicas.

A partir del 2006, según Pedro Artiera, periodista crítico de la revista Diners, el cine ecuatoriano vive un buen momento. Las películas nacionales más vistas no sólo por su temática sino también por su producción han sido: Qué tan lejos (2006), Esas no son penas y Cuando me toque a mí (2007), y finalmente, aunque no con tan buena acogida en el país, por su falta de publicidad –pero sí en España- Crónicas (2008).

Referente a la elaboración y contenido de dichas películas, Nuria Vidal y Pedro Artiera, críticos del cine ecuatoriano, sostienen:

• Qué tan lejos cuenta con la participación de una banda sonora impecable y muy ecuatoriana. Además, la natural belleza se ve explotada por una excelente fotografía donde la principal característica es la soledad y tranquilidad de los paisajes, los cuales, según Vidal, provocan ganas de viajar a través de ellos inmediatamente.


• Esas no son penas es una película que gracias a una acertada fotografía crea “una atmósfera fría y llena de tristeza esparcida en las calles de Quito”. Pero, no necesariamente se limita a esta ciudad o país ya que debido a su carácter mucho más personal todas las situaciones podrían encajar a mujeres de diversas nacionalidades que de seguro comparten este tipo de problemas o, como los cataloga Vidal, “penas universales”.


• Cuando me toque a mí podría se vista, según Artiera, como una denuncia social e “inscribirse en la lista del realismo sucio latinoamericano”. Pero, gracias a la buena fotografía y a la sólida construcción del protagonista y de algunos personajes secundarios, cuyas actuaciones faltó pulir (criterio de Artiera), es más bien una cinta con alto contenido psicológico.


• Crónicas es la primera película ecuatoriana en exhibirse en las salas de las principales ciudades españolas. En realidad, es una producción ecuatoriana – mexicana que cuenta con la cooperación de Eugenio Caballero (ganador de un Oscar por El Laberinto de fauna) como director de arte. Ésta cinta, para Vidal, es un excelente ejemplo de un nuevo cine latinoamericano, cada vez más fortalecido gracias a la gente, especialmente, a los emigrantes.





1 comentario:

Fushiton dijo...

me parece un buen articulo.. chevere ke te intereses en el arte ecuatoriano y ke lo des a conocer...